Saüc Salut

Pilates

Método de ejercicio equilibrado para tonificar el cuerpo, corregir su alineación, mejorar la postura y la coordinación de movimientos. Se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación, para prevenir y curar el dolor de espalda.
Pilates se centra en la calidad y precisión del movimiento y no en la cantidad de repeticiones.

 

Sus principios:
  • concentración. Para coordinar el cuerpo y la mente con eficacia en cada ejercicio.
  • control. El movimiento controlado y coordinado desde el centro mejora la relación de este con el resto del cuerpo.
  • precisión.Cada ejercicio tiene premisas de movimiento concretas que deben involucrar al cuerpo en cada acción como una totalidad.
  • fluidez. Debe mantenerse el ritmo propio de cada ejercicio pra realizarlos con continuidad.
  • respiración. Se debe atender a una respiración específica en cada rutina, que permita una mejor oxigenación de la sangre.
Beneficios:
  • Incremento de la fuerza muscular, de la flexibilidad, coordinación y equilibrio del cuerpo.
  • Personas de todas las edades y niveles de capacidad pueden practicar este ejercicio, ya que “reeduca” al cuerpo y permite eliminar malos hábitos posturales. En este sentido, influye positivamente en los dolores de espalda, hombros y cadera. Oxigena y mejora la flexibilidad muscular, como así también la movilidad de las articulaciones.
  • Trabaja en la coordinación mente-cuerpo y contribuye a reducir el estrés.
  • Estimula la circulación y oxigenación de la sangre.
  • Fortalece el centro del cuerpo: espalda, glúteos y abdomen. Al centro del cuerpo o centro de gravedad se define como el creador de la energía, y abarca la zona de los músculos abdominales, la zona lumbar de la columna vertebral y los glúteos, funcionando como soporte para la columna y los órganos internos.
  • El trabajo del suelo pélvico en Pilates también nos ofrecerá beneficios a nivel de nuestra vida sexual. En el caso de los hombres, puede llegar a aliviar los problemas de disfunción eréctil, y en el de las mujeres el control de la musculatura pélvica nos ayuda a disfrutar de relaciones sexuales de mayor calidad.
  • Ejercitar los músculos del suelo pélvico va a fortalecer éstos y a prevenir y solucionar los problemas de control de la vejiga, incontinencia urinaria, y, como no los problemas de prolapso uterino.