Saüc Salut

Quiromasaje

El quiromasaje es una técnica que consiste en manipular piel, tejido adiposo y músculos del cuerpo humano únicamente con la mano, estando capacitada para percibir con exactitud el grado de presión a ejercer y la sensibilidad con el tejido a tratar.

image008

 

Entre otros efectos el quiromasaje:
  • Libera la tensión superficial de la piel
  • Inhibe las tensiones y favorece la contractilidad muscular
  • Ayuda a estimular, alimentar y reforzar los músculos
  • Aumenta la velocidad y fuerza del aporte sanguíneo, forzando el arrastre de células muertas y productos de desecho
  • Estimula el sistema nervioso
  • El estrés y las tensiones se aplacan
  • Disminuye el cansancio físico y mental
  • Resulta sedante y relajante
Tratamietos del quiromasaje:
  • Contracturas musculares
  • Fatiga muscular
  • Masaje relajante
  • Estreñimiento
  • Fomentos (aplicación paños calentados en una infusión de hierbas como complemento para el trabajo descontracturante y lumbalgias)
Masaje Transversal:
El Masaje Transversal es una forma de masaje muy preciso, con el que se aplica presión en una sola dirección perpendicular a las fibras musculares de la zona a tratar. Es tremendamente eficaz para tratar la mayoría de lesiones musculares, tendinosas y ligamentosas.
Beneficios:
  • Moviliza el tejido lesionado
  • Crea hiperemia en el tejido
  • Consigue una analgesia temporal
Masaje Miofascial:
El masaje miofascial se realiza en las zonas donde hay más tejido conjuntivo o fascias como son las zonas de inserción de los músculos y las bandas de aponeurosis. Las fascias tienen, entre otras, funciones de sostén, manteniendo la integridad anatómica del individuo, protección de las diferentes estructuras contra tensiones, agresiones y estrés, y mantenimiento postural. Debido a que estas también se estresan y se contraen como un músculo, al liberar la tensión en una fascia aportamos más espacio al músculo que la rodea y reducimos la fatiga y las molestias en él.
Liberación de los puntos gatillo:
Un Punto Gatillo es una zona muy pequeña, altamente irritable, localizada en el interior de un músculo, que se presenta rígido a la palpación y que produce dolor, presentando un nódulo de un diámetro que oscila entre 0,5 y 1 cm. El objetivo primordial del tratamiento es conseguir la liberación del punto gatillo, con la finalidad de que el músculo vuelva a su estado normal. Para ello se utilizan presiones digitales profundas sostenidas y graduales (a medida que se va relajando el nódulo profundizaremos hasta liberar la tensión en las fibras musculares).